miércoles, 12 de septiembre de 2018

Perder a un hijo.



Perder a un hijo es principalmente tener la sensación de que se nos ha escapado el proyecto de vida y la propia ilusión. No obstante, siempre acabará llegando un día en que descubramos que la vida sigue valiendo la pena, porque implica seguir manteniendo su recuerdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario