jueves, 6 de septiembre de 2018

El grito.



No subas la voz, mejora tu argumento
No por alzar más la voz nos haremos entender mejor. El grito agrede y humilla, convirtiéndose así en un tipo de comunicación agresiva bastante común en muchas dinámicas familiares. El grito no educa ni edifica una relación de pareja saludable, al contrario, el grito se convierte a menudo en el tipo de maltrato invisible más común.

No hay comentarios:

Publicar un comentario