martes, 1 de mayo de 2018

Magia.


 Por insignificante que parezca para un niño todo lo que le rodea es magia; sin embargo de eso no nos damos cuenta los adultos por culpa de la pérdida de la capacidad de asombro, porque no nos definimos por lo que podemos disfrutar sino por lo que resulta útil para seguir comportándonos como robots, como mecanismos con objetivos inflexibles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario