lunes, 14 de mayo de 2018

Lo que éramos.


Ya no somos los mismos que éramos en aquel momento determinado, en el que todo nos parece tan cercano y distante a la vez: lo que éramos antes ya nunca lo seremos porque la vida nos exige cambiar. No ser “los de antes” implica tener la suerte de que las experiencias nos hayan calado y hayamos aprendido de ellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario