viernes, 11 de mayo de 2018

Decidir.


 Desde nuestra infancia todo lo que vivimos y lo que nos dijeron nos quedó grabado. Sin embargo, podemos modificarlo, si así lo deseamos ya que nuestra vida nos pertenece. Nadie puede seguir esperando de nosotros más que nosotros mismos. Desde que somos adultos, decidimos cómo queremos vivir y probablemente no coincidirá con lo que otros esperan de nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario