sábado, 24 de marzo de 2018

Obsesión.


Cuando nuestra mente está presa de una obsesión es como tener una venda negra en nuestros ojos: esa obsesión lo abarca todo impidiéndonos no solo disfrutar sino también mirar, contemplar y ser conscientes de cosas que no giran alrededor de ella.
       

No hay comentarios:

Publicar un comentario