martes, 27 de marzo de 2018

De rosas y espinas



Toda forma de amor trae consigo sus propios lastres de sufrimiento. No hay amor perfecto. La armonía total no existe más que en los cuentos de hadas. El amor humano, el real, es un sentimiento paradójico, contradictorio, imperfecto. Está dotado de luces y sombras, de felicidades y tristezas. En una frase: de rosas y espinas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario