sábado, 18 de febrero de 2017

Apapachar.


  “apapachar” es una de las palabras más bonitas que existen y que lo es aún más la acción que simboliza, “acariciar con el alma”. Acariciar con el alma, rellenarnos de emociones.

No permitas.

Lágrimas.

Amigos tóxicos.


Los amigos tóxicos no son buenos para el alma, el espíritu e incluso para nuestra salud. Si tenemos amigos que nos chupan la energía es posible que sean amigos tóxicos que nos intentan robar la felicidad. Y cualquier persona que nos roba la felicidad no debe estar en nuestras vidas porque sólo conseguirán hacerte daño antes o después. 

Lucha.

Distancia.

Victimismo


 Decirle adiós de una vez por todas al victimismo es clave para lograr una vida apasionante y feliz. A nadie le gusta ser una víctima, pero lo cierto es que colocarnos en esta posición de manera ficticia ofrece ciertas ventajas a las que en ocasiones nos cuesta renunciar. Por ejemplo, parece que es una posición que nos legitima para pedir cuidados y atención, cuando de otra manera no podríamos reclamarlos.

Protegerme.

Recuerdos.

Mentiras.


 “Una mentira no tendría sentido si la verdad no fuera percibida como peligrosa”. 

Se tolerante.

Mantenerla cerca.

Mentirosos.


Los buenos y expertos mentirosos han aprendido a controlar en cierta forma su lenguaje no verbal o, si sienten que no son capaces de hacerlo, utilizan otros medios.  

Bajo presión.

Actitud positiva.